El teléfono libre de sangre y con trabajo digno

Estándar

Fairphone dos

Es sabido, y ha salido en una infinidad de reportajes, que el coltan, ese mineral necesario para la fabricación de smartphones y portátiles, proviene de minas en territorios en conflicto, y donde trabajan adultos y niños en condiciones tan peligrosas que se sabe que se entra, pero no siempre que se sale.

Cualquier consumidor pensaría que no se puede hacer otra cosa que comprarlos, a pesar de esto, porque todos los móviles que se producen llevan ese material. Pero eso no es del todo cierto. Sí se puede consumir de otra forma, al menos comprando un móvil de comercio justo. La empresa social Fairphone, de Holanda, viene fabricándolo desde 2013.

“Empezamos en 2010 como un proyecto de la Waag Society, Action Aid y Schrijf-Schrijf que tenía el objetivo de llamar la atención sobre los conflictos por los minerales para la electrónica y las guerras que los rodeaban en la República Democrática del Congo”, explica la compañía. “La campaña y la investigación sobre la obtención del coltan duró tres años”.

En 2013, el proyecto se convirtió en una empresa social para diseñar, crear y producir el primer smartphone de comercio justo. Desde entoces han vendido más de 39.000 teléfonos, y no dan abasto. Para pedir un móvil hay que apuntarse a una larga lista de espera de un año.

La República Democrática del Congo es el país donde existen más reservas de este mineral. La guerra que culminó formalmente en 2003, conocida como la guerra del Coltan, se llevó la vida de 3,8 millones de personas. Pero el conflicto sigue y los grupos armados paramilitares continúan actuando.

“En 2012, Estados Unidos acordó introducir una ley de minerales anticonflicto. Para más de 6.000 compañías de electrónica, que están en una lista del Mercado de Valores de Estados Unidos, no es posible usar oro, coltan y otros minerales del Congo, sin indicar de qué minas han sido extraídos”, explican. Pero esta ley se ha convertido en un boicot de facto, porque las compañías se van. “Esto resultó en una alta tasa de desempleo en el sector de la minería y un alto grado de tráfico de minerales en los bordes del Congo”. En asociación con organizaciones que trabajan con mineras libres de conflicto, en Fairphone se trabaja desde el mismo Congo.

Pero un teléfono móvil de comercio justo no solo debe estar fabricado con materiales libres de conflicto armado, sino que toda la cadena de producción debe estar basada en el respeto a los derechos humanos de quienes producen. Los Fairphone se construyen en China, como tantos otros electrodomésticos, pero quienes trabajan en el ensamblaje tienen condiciones razonables y un salario digno.

“De hecho, no comenzamos el proyecto porque pensáramos que existía la necesidad de un móvil ético. Se trataba de algo más grande”, agregan. “El primer Fairphone era el producto simbólico que nos llevó por nuestro camino para descubrir qué hay detrás de los materiales y la producción, comprender cómo trabajan y poner los valores sociales primero. Podríamos haber elegido una tostadora o una nevera, pero el teléfono es una buena metáfora de la interconectividad y el complejo mundo de la cadena de suministro. Queremos cambiar la forma en que la gente se relaciona con el producto. Creemos que así buscarán una economía basada en valores diferentes”.

¿Es el Fairphone el primer teléfono de comercio justo? La misma empresa considera que no, porque todavía no han logrado resolver todos los asuntos relacionados con la cadena de producción que quisieran. Pero se han marcado una hoja de ruta para conseguirlo.

Mientras tanto, van produciendo. Los móviles de la lista de espera estarán listos en mayo. Ya es posible anotarse para la segunda edición de aparatos. No es necesario pagar previamente porque cuando salgan a la venta avisarán a quienes aparecen en la lista para que puedan comprarlos. Todavía no han puesto un precio. En la primera serie los móviles costaban 325 euros.

Todavía no dan abasto con la cantidad de pedidos. Esa es, para la compañía, una buena señal. En un futuro, quizá, el éxito de este tipo de productos pueda hacer pensar a las empresas que otro tipo de producción es posible y preferible.

 

Fuente: http://www.eldiario.es/alternativaseconomicas/telefono-libre-sangre-trabajo-digno_6_259734054.HTML

 

Cómo ser filósofo (y parecerlo)

Estándar

Tras la participación en en concurso sobre la utilidad de la filosofía, os propongo leer este texto sobre las cualidades y costumbres de un filósofo.

http://www.filosofiahoy.es/index.php/mod.pags/mem.detalle/relcategoria.5255/idpag.6473/prev.true/chk.6c2fceb4c286489d1cd368f0802d841b.html

1) ¿Qué te ha parecido el texto?

2) ¿Qué piensas de los filósofos que vas conociendo este año?

3) ¿Qué cualidades y costumbres filosóficas tienes y quieres compartir?

Seguimos con el comercio justo

Estándar

Listas de marcas que utilizan esclavitud laboral adulta e infantil

Hanes LL Bean y Gymborree, utilizan el trabajo forzoso infantil en sus plantas de producción de algodón de Uzbekistán. Nike es la mayor compañía mundial de calzado deportivo, y posee 11 fábricas en Indonesia, que producen 55 millones de zapatos cada año (solo un par cada 50, se vende a los consumidores indonesios, la mayor parte se exporta a los Estados Unidos).

Las marcas agro-industriales como Monsanto, Cargill y Archer Daniels Midland participan igualmente de estas prácticas. Los pequeños agricultores de diferentes partes del mundo están obligados a comprar semillas de estos gigantes agroindustriales y revender sus productos a precios “insostenibles”. Las personas que trabajan en explotaciones agrícolas que exportan productos como la piña, el caucho, el algodón, el cacao, el té y las flores abastecen las principales marcas de procesamiento de alimentos como Kraft, Nestlé y Dole. Estas empresas violan los derechos de los trabajadores en áreas como salarios, horas de trabajo, libertad sindical y la exposición a productos químicos peligrosos o tóxicos.

La empresa taiwanesa Foxconn, que emplea a 1,2 millones de personas sólo en China, incumple flagrantemente las leyes laborales y hasta arremete contra la dignidad de sus trabajadores, para producir aparatos electrónicos de la forma más rápida y barata posible. Compañías como Apple, Amazon, Dell, HewlettPackard, Nintendo, Nokia o Samsung se benefician de esa situación.

Hay niñas y adolescentes trabajando sin contrato, privadas de libertad y en condiciones insalubres durante más de 72 horas a la semana por un salario de 0,88 euros al día.

Ese es el sombrío escenario laboral de miles de jóvenes del estado de Tamil Nadu, al sur de la India, que son empleadas en condiciones de esclavitud por empresas textiles de aquel país que luego suministran sus productos a grandes firmas internacionales. Entre los gigantes mundiales de la moda que comercian con esa red de trabajo esclavo están Tommy Hilfiger, Timberland, H&M, Marks&Spencer, Diesel, Gap, C&A, El Corte Inglés, Inditex -propietaria de Zara- y Cortefiel. La marca de juguetes Mattel y la de Chiccorealizan la concesión de la producción de sus juguetes a las industrias chinas. En 1993 ardió otra fábrica que provocó la muerte de 84 personas.

La empresa estadounidense McDonald´s utiliza en China el trabajo de menores de 14 años. Por medio de una compañía china, City Toys McDonald´s fabrica muñecos de peluche, por muy poco dinero a la hora. El 20% de la plantilla, unos 400, son menores y duermen en una nave en camas sin colchón y carecen de dinero para adquirir el permiso de residencia.

Fuente: http://solidaridad.net/noticia/8252/listas-de-marcas-que-utilizan-esclavitud-laboral-adulta-e-infantil

Dilemas morales: “¿QUÉ HARÍAS TÚ?”

Estándar

Aunque muchas veces tengamos claros nuestros juicios éticos, actuamos en ocasiones ignorándolos o realizando actos que esos mismos juicios nos prohiben: “una cosa es predicar y otra dar trigo”. Por ejemplo, todos sentimos como un deber el ayudar a los necesitados; sin embargo, muchas veces vemos a algún necesitado que nos pide limosna y, en ese momento, decidimos no dársela.

Cuestionario:

  1. Si tuvieras una posición económica desahogada, ¿darías limosna a todo el que te pidiera por la calle? ¿Sólo a los muy necesitados? ¿A unos sí y a otros no? ¿A quién? ¿Por qué? ¿A nadie? Razona tu elección desde alguna de las teorías éticas.

Dilemas morales: “DEBES DECIDIRTE, JULIA”

Estándar

Julia es una comerciante cuyo negocio, del que dependen varios trabajadores, está al borde de la quiebra. Un socio que vive a 200 kilómetros le ha telefoneado diciéndole que acaba de realizar una operación en la que ganarán el dinero necesario para reflotar la empresa, pero necesita su firma. Sólo disponen de dos horas, ya que de lo contrario el negocio serás adjudicada otra empresa. Sale rápidamente en coche hacia esa ciudad. En una carretera secundaria, con poco tránsito, se encuentra con un coche que acaba de sufrir un accidente. Aminora la marcha y oye gritos de socorro. Su intención es parar, pero si lo hace se irá al garete su negocio y tendrá que cerrar la empresa.

Cuestionario:

  1. ¿Qué harías si fueras tú? ¿Qué teoría ética te respaldaría?